Vota por nosotros:

Shekinah www.adoradores.com

 

Top Cristiano - el ranking de sitios cristianos

 

Vota por este sitio en el Top Cristiano

 

Sanidad Interior: Restaurar el Corazón

Imagen de Carmen
«Mírame y ten misericordia de mí, porque estoy solo y afligido.Las angustias de mi corazón se han aumentado. Sácame de mis congojas. Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados» Salmo 25.16-18

Nuestros Corazones Heridos

 En el transcurso de nuestras vidas, experimentamos diferentes tipos de dolor - algunos se derivan de daño o enfermedades físicas, y otros se derivan de daño en el corazón, en el alma o espíritu. Yahshua reconoce estas aflicciones interiores en la declaración de Su «misión» tomada de Isaías 61 en el cual Él reclama ser el Único enviado a «vendar a los quebrantados de corazón». Esto es un gran consuelo para quienes han experimentado la herida del alma - Yahshua es suficiente para sanar nuestra aflicción y liberarnos de la angustia.

La oración de sanidad por el quebrantado en el alma, o por «sanidad interior», es la aplicación del poder y la presencia de Yahshua a esos lugares quebrantados en el corazón que nos causan dolor, nos cuesta relaciones, y que puede robarnos nuestra utilidad en el reino.


Cómo Suceden las Heridas

Algunas causas comunes de quebranto interior incluyen el abuso, percibido o real (sexual, emocional o físico), trauma físico o emocional severo o pérdida. Estos puede que hayan sucedido una vez o durante un período de tiempo. Si estas experiencias suceden durante la niñez, los efectos son muchos más dañinos. Estas heridas pueden manifestarse de muchas maneras, incluyendo temor, desconfianza, ira, odio hacia sí mismo, depresión, dificultad para relacionarse con personas o con Nuestro Padre Yahweh.

 Una advertencia: Si se sospecha de un daño psicológico profundo o de enfermedad mental, se debería consultar a un consejero profesional.

 
El Proceso de Sanidad

 La meta de la sanidad interior es sanar heridas emocionales. Los medios son el poder del Espíritu Santo, la presencia sanadora de Yahshua y la apropiación de su obra en la cruz.

 

El Poder del Espíritu

 Invitamos al Espíritu Santo para que alumbre el camino a la memoria y traiga consuelo y seguridad a quien recibe oración. Escuchar es de suma importancia. Dependemos en el Espíritu Santo para que mediante imágenes o palabras de conocimientos nos clarifique el problema o el proceso que Yahweh está usando para sanar.

 
La Presencia del Hijo

 A medida que se discierne la obra del Espíritu, también invitamos la presencia de Yahshua, el Único que venda al quebrantado de corazón. Antes de ordenar al dolor que salga en el nombre de Yahshua, invitamos a Yahshua a llegar a esos recuerdos dolorosos donde Él pueda entonces, «tocar» los lugares que están heridos. A veces Él «reemplaza imágenes» u «ordena los muebles»; a veces Él lleva a cabo «cirugía»; a veces Él transforma el recuerdo proveyendo una nueva imagen que incluye Su propia presencia que nos cuida; a veces Él sólo habla palabras de sanidad.
 

Apropiarse de la Cruz

Una parte indispensable del proceso de sanidad es el perdón. La mayoría de las heridas involucra a una persona que ha ofendido, cuyo poder sobre el que ha sido herido sólo puede ser quebrantado en la cruz.

A medida que la cruz se establece, se reconoce su poder y la gracia para apropiarse de ella es ministrada; la persona por la que se ora debe elegir liberar a los responsables por su dolor, ante Yahshua. Ella poner sus heridas en las de Yahshua. Sólo Su sangre expiatoria borrará el pecado y librará a sus víctimas de sus efectos.

Otra forma en que la cruz se utiliza poderosamente, es al ofrecer perdón a quien recibe oración, por cualquiera de sus respuestas pecaminosas que él o ella pueda haber tenido a la herida original. A veces estas respuestas están tan obscurecidas por la culpa que son difíciles de ver, pero el Espíritu Santo las revelará al alma que está comprometida a encontrar la plenitud.

Caminando hacia la salida

Después de un procedimiento médico terapéutico, generalmente hay algunas instrucciones que se deben seguir y que ayudarán a asegurar la efectividad del procedimiento. De la misma forma, el «paciente» que ha recibido un procedimiento terapéutico espiritual, puede ayudar a sellar la obra de sanidad de Yahweh realizando algunos sencillos cambios.

El Espíritu Santo puede dar a quienes están orando una «receta» específica, es decir, escrituras o libros para leer, situaciones para evitar, etc., pero algunas sugerencias generales podrían ser:

· Llevar un diario de lo que se pueda recordar de la experiencia de la oración de sanidad, especialmente todas las escrituras que se usaron.

· Ser intencional acerca de la relación con Yahweh. Orar, leer y meditar en las escrituras. Tomar tiempo para la adoración en privado.

· Compartir con un amigo de confianza todos los resultados de la oración de sanidad.

· Permanecer en comunión con otros creyentes, yendo a la iglesia y a los grupos pequeños.

· Pedir más oración si lo necesita.

Puede que el proceso de sanidad interior sea a veces incómodo, porque el recuerdo de las ofensas que la oración saca a la luz, puede desencadenar emociones negativas que finalmente serán sacadas de nosotros a medida que Yahweh trata con sus raíces y lugares de origen. Pero Yahweh que estuvo presente en nuestra herida, está presente ahora para nuestra sanidad y ha hecho provisión por medio de Su Hijo, «por cuyas heridas somos sanados».

 «Cercano está Yahweh a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos
de Espíritu» (Salmo 34.18)

Y nosotros hemos conocido y creido el amor que Yahweh tiene para con nosotros. Yahweh es amor; y el que permanece en amor, permanece en Yahweh, y Yahweh en él.
I Juan 4:16

por Lainie Ellander