Vota por nosotros:

Shekinah www.adoradores.com

 

Top Cristiano - el ranking de sitios cristianos

 

Vota por este sitio en el Top Cristiano

 

Januka o Fiesta de las luces

Imagen de Carmen

El pueblo judio va a celebrar la Fiesta de Januka el 4 de Diciembre a las 630 de la noche hasta el 12 de diciembre del 2007 ,Son 8 dias de alegría y agradecimeinto.

Te invito leas de que se trata
Januka o Fiesta de las luces
Se celebraba entonces en Yerushalayim (Jerusalén) el festival de Januka (Dedicación), era invierno. Y Yeshua se paseaba en el Templo, por el pórtico de Shlomo (Salomón). (Yojanan/ Juan 10:22)
Januka es uno de los dos festivales históricos que han sido instituidos y observados en el judaísmo junto con los festivales bíblicos del Eterno. La historia de Januka la encontramos en los libros apócrifos de los Macabeos, y en el Talmud (Shabbat 21b), el historiador Josefus Flavius la narra en sus “Antiguedades y se hace mención del festival, como vemos, en el Brit Jadasha (Nuevo Pacto-Testamento). ¿Porqué es que éste festival que solo observa el pueblo judío se menciona en el Nuevo Testamento? ¿Porqué es que vemos a Yeshua observando éste festival en Jerusalén? La respuesta es que Yeshua es judío y el Nuevo Testamento es un documento judío. Sin embargo, Yeshua no solo es el Mesías de Israel, sino del mundo entero y la Biblia, desde Génesis a Apocalipsis, no solo es la Palabra de Dios para el pueblo judío, sino para el mundo entero. Lo que podemos deducir de esto es que para poder comprender enteramente la Biblia y a Yeshua tenemos que verlos desde el punto de vista del pueblo de Israel. En este artículo explicaremos la relevancia de los acontecimientos y el festival de Januka tanto para el pueblo judío como para todo creyente sin importar su trasfondo. Januka debería ser celebrado por todo creyente ya que no solamente Yeshua, sus discípulos y los primeros creyentes la celebraron sino que si no hubiera habido Januka no hubiera existido Yeshua.
¿Qué es Januka? Januka significa Dedicación, Inauguración o en el contexto histórico re-dedicación. Januca ocurre en el período del segundo Templo cuando la dinastía de los Hasmoneos regía sobre el sacerdocio del Templo. En ésta época los sucesores de Alejandro el Grande gobernaban el medio oriente y predominaba la cultura helénica o griega. La cultura griega helénica a pesar de ser politeísta exaltaba al hombre, a su cuerpo y su intelecto. Proponía el hedonismo, es decir, la búsqueda del placer por el placer mismo y la inmoralidad como forma aceptada de vida. Desgraciadamente la influencia del helenismo en el mundo ha sido tan fuerte que no solamente gran parte de el pueblo judío la adoptó como filosofía y forma de vida sino que incluso nuestra sociedad occidental es en gran manera helénica. El consumismo, la búsqueda del placer físico como forma de felicidad, la exaltación y veneración del cuerpo humano y el tener como última autoridad de conocimiento al intelecto humano son características del helenismo.
En el año 175 AC, Antiochus Epifanes llega a ser gobernante de Siria. Antiochus Epifanes fue un hombre muy ambicioso y malvado que quiso imponer la cultura helénica por todo el territorio que gobernaba. Los sirios-griegos poseían una gran armada y por medio de ella intentaron imponer su cultura helénica sobre el pueblo de Israel. En el año 168 AC Antiochus Epifanes y los Sirios, que controlaban la Tierra de Israel, pasaron una ley que prohibía los sacrificios del Templo de Jerusalén y en su lugar se deberían establecer altares en los cuales se sacrificaban puercos y otros animales impuros. También se ordenó que el Santo Templo de Jerusalén se convirtiera en un templo pagano. Se prohibió la observancia del Shabbat y los Festivales de la Torah, observar la dieta bíblica, la circuncisión y todas las copias de la Torah deberían ser confiscadas y quemadas. Si un individuo aceptaba públicamente ser de religión judía se le aplicaba la pena de muerte.
En el quince del mes hebreo de Kislev del año judío 3595 (Diciembre del 168 AC) una abominación (ídolo) se erigió en el altar del Templo y se comenzaron a sacrificar puercos diariamente en su honor. El Templo fue profanado y utilizado para efectuar actos masivos de inmoralidad, de acuerdo a la costumbre griega. Mucha gente prefirió la muerte a participar en tales abominaciones.
En aquellos días un hombre llamado Mattityahu hijo de Yojanan, el Kohen Gadol (Sumo Sacerdote) decidió marcharse de Jerusalén y se asentó en una ciudad que se encontraba a solo 10 kilómetros llamada Modiín. Un día aparecieron los soldados del rey Antiochus y quisieron forzar a Mattityahu el kohen (sacerdote) a que sacrificara un animal impuro al estilo pagano a cambio de una suma considerable de dinero. El se negó. Sin embargo hubo un renegado que sí aceptó. Al ver la profanación del Nombre de Dios, Mattityahu tomó una espada y no solo mató al renegado sino también a los emisarios del rey Sirio. Entonces Mattityahu se reunió con sus cinco hijos, Shimon, Yehuda Maccabi, Elazar, Yojanan y Yonatan, y proclamó lo siguiente: “ ¡Todo aquel que sea celoso de la Torah y esté firme en el Pacto, sígame! Así comenzó una revuelta contra los Sirios que duró tres años. A Mattityahu y sus hijos les llamaban Macabeos porque Yehuda le apodaban Maccabi, que en hebreo significa ‘martillo’ ya que era fuerte y consistente como un martillo.
Otra razón por la cual les llamaban Maccabi (Macabeos) es porque la palabra Maccabi es un acróstico, es decir, la palabra representa una frase ya que cada letra representa una palabra. Entonces MaCaBi representa:Mi Camoja Ba-eilim Ad-nai /iQuién es como Tú, entre los supuestos dioses, oh Dios! Y antes de atacar al enemigo Yehuda y sus compañeros gritaban ésta frase de la Tora.
Finalmente, en el año 165 AC Yehuda Maccabi y su armada de solo 10,000 hombres derrotaron milagrosamente a la armada Siria que consistía de 60,000 hombres de infantería y 5,000 de caballería en la batalla de Bet-Tzur. Después de la victoria y de haber recuperado el Templo de Jerusalén procedieron a limpiarlo, reconstruir lo dañado y a volverlo a dedicar al servicio del único y verdadero Dios de Israel. Esta dedicación o inauguración se le llamó Januca.
Sin embargo, para completar la dedicación necesitaban encender la Menorah (el candelabro de siete brazos) del Templo pero encontraron aceite con el sello del Kohen Gadol para un solo día y tardaban siete días mas para conseguir aceite apropiado. Pero como siempre y como buenos judíos, hubo diferentes argumentos. Unos querían usar aceite impuro porque era lo único que había, otros no querían encenderla hasta que se obtuviera mas aceite.
Finalmente los sacerdotes estuvieron de acuerdo en que la actitud correcta en el servicio de Dios es hacer lo correcto hasta donde uno pueda y lo demás lo proveerá el Eterno si es Su voluntad. Pues así, en el día 25 del mes de Kislev del año 3579 (Diciembre 165 AC) utilizaron el aceite para un día y, milagro de milagros, duró siete días más, hasta que obtuvieron más aceite adecuado para la Menorah. Este es el milagro de Januka y por eso ahora cada año, comenzando el 25 del mes de Kislev, encendemos al caer la noche ocho luces o velas, en un candelabro de nueve brazos llamado janukía. El primer día encendemos el siervo (la luz o vela que se encuentra sobre las demás y que sirve solo para encender las otras) y una sola luz o vela. El segundo día encendemos el siervo y dos luces y así progresivamente hasta llegar a ocho luces y el siervo. Por supuesto que antes y después de encender la janukía decimos las bendiciones apropiadas que giran no solo en torno al milagro del aceite sino principalmente al milagro de la victoria contra la armada más poderosa de aquel tiempo.
¿Porqué se instituyó éste evento como un festival anual de la nación cuando vemos en la historia del pueblo de Israel milagros de mayor magnitud? La razón de esto es que el conflicto entre el pueblo de Israel y el pueblo Asirio-griego no fue solamente de índole militar sino espiritual e intelectual. La lucha era una lucha de supervivencia espiritual ya que gran parte del pueblo judío estaba siendo asimilado por la cultura griega y abandonaban a la Torah como fuente primordial de conocimiento y dirección. En cierta forma la asimilación es mas peligrosa para la supervivencia del pueblo de Dios que inquisiciones, pogromes y holocaustos. La persecución solamente nos puede quitar el cuerpo pero la asimilación nos hace perder el cuerpo, el alma y el potencial de las futuras generaciones.
Januka representa la lucha entre el paganismo y el monoteísmo, entre el helenismo y hedonismo y la forma de vida de acuerdo a la Tora, entre la intolerancia y la tolerancia, entre la inmoralidad y la moralidad, la abominación y la limpieza, la exaltación del hombre y la aceptación del Dios Todopoderoso, la veneración del cuerpo y la elevación del alma, entre el placer físico por sí solo y el placer espiritual que eleva el físico, entre la verdad y la mentira, entre lo finito y lo infinito, entre la luz y la obscuridad, entre el Mesías y el anti-mesías.
Por eso Januka, como todos los demás festivales observados por el pueblo judío son relevantes incluso en nuestra generación. Quizás más en nuestra generación. Por otra parte recordemos que Yeshua vivió solamente 165 años después del milagro de Jánuka. Los abuelos o bisabuelos de esa generación vivieron el evento que era reciente. El verdadero milagro no fue la victoria militar o el aceite que duró ocho días sino que el pueblo de Israel no se asimiló a los Sirios-griegos sino que permaneció, a final de cuentas, a través de una minoría, fiel al Eterno y Su Tora. Si no fuera por Januka y los Macabeos el pueblo de Israel hubiera desaparecido, el Templo sería un templo pagano y posteriormente destruido. Si no hubiera habido Januca, no hubiera ni Torah ni pueblo judío, y sin la Torah y el pueblo judío no hubiera habido Templo de Dios, y sin la Torah ni pueblo judío ni Templo no hubiera habido un Mesías judío, es decir, no hubiera habido Yeshua. Y sin Yeshua no hubiera habido salvación y el mundo se hubiera regresado al vacío, como si nunca hubiera sido. En conclusión, las luces de Januca representan la luz de la Torah , de la verdad, del propósito en Dios, de la luz de la esperanza: la luz del Mesías.
En esta época de Januka yo los invito a volver a dedicar el Templo de sus cuerpos y almas al servicio del Eterno. Los invito a limpiar, a través del Mesías, toda impureza, inmoralidad e idolatría de ese Templo que somos y a hacer una "Janukat ha-guf ve-haNeshama", una "re-dedicación de todo nuestro ser" y así poder ser verdaderamente la luz del mundo como lo representa la “janukía y la menorah. Para que podamos recibir el aceite puro del espíritu del Eterno y así hacer brillar la luz de nuestro Mesías a través del mundo.
Jag Sameaj ( Feliz Festival)
Januca Sameaj (Feliz Januca)

por Rabi Ben David.