Vota por nosotros:

Shekinah www.adoradores.com

 

Top Cristiano - el ranking de sitios cristianos

 

Vota por este sitio en el Top Cristiano

 

¿Cómo liberarse de las iniquidades?

Imagen de Carmen
Las iniquidades son pecados que toman asidero en nuestras vidas, en nuestra
sangre y pasan de una generación a otra. Son conductos, caminos por donde el
enemigo tiene derecho a entrar.  Por supuesto, cuando confesamos nuestros
pecados El nos perdona. Sin embargo la bendición va a depender de mi
continuidad y diligencia, de vivir en obediencia, si me aparto  y empiezo a
pecar nuevamente,  la palabra de Dios  dice que el espíritu inmundo  va y
toma consigo otros siete espíritus peores que él y entrados moran allí y el
postrer estado viene a ser peor que el primero.
 Lucas 11:26
 
Iniquidades según la palabra:
 
Salmo 7:14-  Se preño de iniquidad y dio a luz engaño. (da a luz mentira).
Iniquidad-áven. Afanarse en vano
Engaño-mentira
Job 15:35 – Concibieron afanes, dolor y dan a luz iniquidad. El
preocuparnos constantemente, el no confiar en Yahweh. El estar lleno de stress.
Afanes-dolor-amál- trabajo, esfuerzo agotador, preocupación.
Iniquidad-engaño, fraude, traición
Oseas: 10:13 Habéis arado impiedad y segasteis iniquidad. Comeréis el fruto
de mentira, porque confiaste en tu camino y en la multitud de tus valientes.
Confiar en nuestras propias fuerzas en nuestros recursos y no en Yahweh.   Aquí
se da el orgullo, la soberbia y la altanería.
Impiedad- maldad (mal moral).
Job 4:8  Recapacita: Los que aran iniquidad y siembran injuria, la siegan.
(el solo hecho de hablar mal de otros, hablar lo que no es o no sabemos).
Iniquidad-áven-afanarse en vano.
Injuria-amál  esfuerzo agotador, preocupación, aflicción, agravio, dolor. El
desgastarnos en cosas inútiles.
 Salmo 119:37 Aparta mis ojos  para que no vean la vanidad (iniquidad);
vivifícame en tu camino.  Apártame de querer ningún otro plan sino el tuyo.  
Reaviva el afecto de mi corazón hacia ti. Confírmame la seguridad de que tus
promesas son para mí  porque en ti confío y te reverencio. (Biblia al Dia).
Vanidad-shav- mal destructivo, ruina, inutilidad .
Isaías 59:7 sus pensamientos, pensamientos de iniquidad. (pensamiento
constante en hechos negativos, en ofensas, en lo malo de los demás)  La
Palabra del Señor nos insta a que como sus hijos debemos centrar nuestros
pensamientos en El.
Poned la mira en las cosas de arriba y no en las de la tierra.
Por lo demás hermanos todo lo bueno todo lo puro, todo lo amable si hay virtud
alguna, si hay algo digno de alabanza en esto pensad.
 
¿Qué produce la iniquidad?
La iniquidad no permite que nuestras oraciones sean escuchadas.
• Isaías 59:2: Vuestras iniquidades son las que hacen separación entre
vosotros y vuestro Padre Yahweh, Vuestros pecados han hecho que su rostro se oculte
de vosotros para no escuchar.
• Salmo 66:18: Si en mi corazón yo hubiese consentido la iniquidad el Padre no
me habría escuchado.
• Isaías 1:16 Lavaos y limpiad; quitad la iniquidad de vuestras obras de
delante de mis ojos, dejad de hacer lo malo.
• Proverbios 22:8  El que sembrare iniquidad, iniquidad segará.  (desastre)
 
Exodo 34: 6-7 dice que El perdona nuestros pecados, rebeliones e iniquidades.
Tenemos que profundizar en el  análisis de la vida que llevamos.

¿Cómo liberarse de las iniquidades?
Por Marilyn Hickey.
Esta es una recopilación del libro “Breaking Generational Curses”, Rompiendo
Maldiciones Generacionales escrito por Marilyn Hickey y publicado por
Harrison House, en Tulsa Oklahoma, Estados Unidos de América.  Hemos añadido
algunos pensamientos nuestros y versículos bíblicos para orientarlos en la
liberación de iniquidades.
 
1.- Reconocer las raíces en nuestra familia paterna y materna.
Hacer una lista de pecados, hábitos, fracasos, tendencias, o enfermedades.  
Las ponemos delante de Padre y pedimos perdón para que sea limpia nuestra
línea generacional por la sangre de Yahshua.  El Padre soltará su poder para
liberar nuestro árbol generacional de iniquidades generacionales.
 
2.- Perdonar a nuestros ancestros que causaron esas debilidades o tendencias
en nosotros, aunque nosotros tomamos la decisión de actuar sobre ellas o
quebrar el ciclo.
Mateo 6:12-14,  “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros
perdonamos a nuestros deudores…. Porque si perdonáis a los hombres sus
ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no
perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará
vuestras ofensas.” .
Romanos 2:1 “Por lo cual eres inexcusable, oh hombre quienquiera que seas tú
que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo, porque tú
que juzgas haces lo mismo.  (Nuestro juicio contra otros puede iniciar una
iniquidad generacional.)   Debemos liberarlos de sus transgresiones y escoger
caminar en perdón.  Decidimos cancelar la deuda que nos deben, perdonamos.
Perdonar como Cristo perdono.

3.- Pídale a Yahweh que perdone los pecados específicos de sus ancestros que aún
viven.
I Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar
nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”

4.- Confesar nuestra participación en la iniquidad familiar.  
La iniquidad es una debilidad espiritual en áreas determinadas, pero es
nuestra decisión seguirla o cortarla.  Nosotros por nuestra libre voluntad
decidimos pecar y tenemos que dar cuenta por esos pecados.
Gálatas 6:7.  “No os engañeís: Yahwheh no puede ser burlado; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.”
Proverbios 28:13 “El que encubre sus pecados no prosperará, más elque los
confiesa y se aparta, alcanzará misericordia.”.  Si no confesamos nuestros
pecados y pedimos perdón,  el enemigo tiene un derecho legal sobre nuestras
vidas, tiene autoridad en áreas determinadas y su único objetivo es matar,
hurtar y destruir.
Salmo 32:5  “Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: confesaré
mis transgresiones a Yahweh y tú perdonaste la maldad de mi pecado.”
Salmo 32: 2-4. “Bendecido el hombre  a quien Yahweh no culpa de iniquidad
y en cuyo espíritu no hay engaño.  Mientras callé, se envejecieron mis
huesos, en mi gemir todo el día porque de día  de noche se agravó sobre mi tu
mano; se volvió mi verdor en sequedades de verano.”

5.- Pídale a al padre que lo perdone y lo limpie de su participación en estas
iniquidades familiares.
Salmo 32 1-6 “¡Que felicidad la de aquéllos cuya culpa ha sido
perdonada! ¿Qué gozo hay cuando los pecados son borrados! ¿Qué alivio tienen
los que han confesado sus pecados y a quienes Yahweh ha borrado su registro de
delincuencia!.
Hubo un tiempo en que yo rehusaba reconocer lo pecador que era.  Pero mi
falsedad me torturaba y llenaba mis días de frustración.  Día y noche su mano
pesaba sobre mí.  Mi fuerza se evaporaba como agua en día de sol.  Pero un
día reconocí ante ti todos mis pecados y no traté de ocultarlos más.  Dije
para mí: “Se los voy a confesar al Padre”. ¿Y tú me perdonaste!”  Toda mi
culpa se esfumó.  Por eso digo que todo creyente debe confesarle sus pecados
a Dios apenas los descubra, mientras haya tiempote alcanzar perdón. Si así lo
hace, el castigo no caerá sobre él”.

6.- Someta su voluntad a tu Padre Celestial Yahweh.  
Sométase al plan del Padre para su vida para asegurar su victoria.   Su voluntad sometida le da un poder sobrenatural para transformarse en un vencedor.
 Salmo 119:37 “Apártame de querer ningún otro plan sino el tuyo, Reaviva el
afecto de mi corazón hacia ti.”
 Salmo 24:10  Cuando le obedecemos, toda senda por donde nos guía tiene la
fragancia de su amorosa bondad.
 Filipenses 2:13  Porque Yahweh está en ustedes ayudándolos a desear obedecerlo
y a poner en práctica esos deseos de hacer su voluntad. 
Isaías 50: 4-5…Cada mañana me despierta y abre mi entendimiento a su voluntad.  
Mi Padre me ha hablado y yo escuché; no me rebelo ni me aparto.

7.- Recuerde que tu Salvador se hizo maldición por nosotros para que a través de su muerte en la cruz del Calvario podamos ser libres de toda maldición.  
 
 Usted no tiene porque llevar culpa ni avergonzarse. Tu Salvador pago el precio y
ninguna condenación hay para los que están en Cristo.
 Romanos 8:2 “…ninguna condenación hay para los que están en Yahshua , los
que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.”
Gálatas 3:13-14 “Yahshua nos redimió de la maldición de la ley, hecho por
nosotros maldición..”
Tito 2:14  “Yahshua…quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de
toda iniquidad…”

8.- Reconocer que Yahweh tiene toda autoridad y esta ha sido delegada a
Yahshua, dándonos el poder para ser libres de iniquidades familiares de
todas las obras del enemigo.
Mateo 28:18 “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra”.

9.- Use la autoridad en el nombre de Yahshua .
Aplique el nombre de Yahshua a las iniquidades de su familia.
Filipenses 2:9-11. “Por lo cual Yahweh también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Yahshua se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Yahshua es el Señor, para gloria de Yahweh el padre.”

10.- Declare el poder de la sangre de Cristo.
Ya compro nuestra libertad por toda iniquidad familiar mediante el
derramamiento de sangre. Haga de esto su confesión continúa.
Efesios 1:7 “Tan sobreabundante es su amor que, con la sangre de su Hijo,
borró nuestros pecados y nos salvó.”
.I Pedro 1: 18-19. “Yahweh pago un rescate; pero no lo pagó con simple oro o
plata, sino con la preciosa sangre de Yahshua, el Santo e Inmaculado Cordero
que tenía escogido desde antes de la creación del mundo…”

11.- Declare que todas las maldiciones generacionales de su familia han sido
rotas.
Utilizando la lista de sus iniquidades familiares, nombre cada una y declare
palabras llenas de fe para proclamar la victoria sobre cada una de ellas.

12.- Declare bendiciones sobre su vida y las vidas de sus hijos.
Proverbios 18:21 “La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la
ama comerá de sus frutos.”
Deuteronomio 30:19  “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra
vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la
maldición: escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tus descendencia.”
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
 
Debemos de iniciar un proceso de santificación continua como dice
I Tesalonicenses 5:23  “Absteneos de toda especie de mal, y el mismo Padre de
paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo,
sea guardado irreprensible para la venida de nuestroCristo.  Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.
Y pedirle a Yahweh que ordene nuestros pasos con Su palabra para que ninguna
iniquidad se enseñoree de nosotros. Salmo 119:133